.

.
NAVEGAR SOBRE LAS MANOS

jueves, 26 de marzo de 2015

Al lado del amor la puerta abierta a la caída, al acecho de lo incontenible.

¿Dijiste amor? Bien podrías haber dicho tal vez silencio. Hoy todo ruge y suena y estalla. De repente te ves entero porque lo único que se desintegró fueron las cosas de alrededor.

¿Todavía estás entero? Sentiste alguna vez ese sabor inefable de la vergüenza del desamor y el miedo, el alejarse  de los nombres del terror - susurraste aquella noche inagotable-.

¿El desamor es el amor cansado? No, el desamor es un fantasma sonriendo y no. Y no se puede mirar de frente y abrirle la boca con una hoja ardiendo.

¿El amor te desintegró? Una noche me mirabas en la oscuridad cuando todas las cosas hacían mucho ruido de la cantidad de ese silencio estentóreo que nos envolvía introduciéndonos en ese laberinto opaco y tal vez con salida a algún mundo que no fuera este, porque ya era todo demasiado irreal.

¿Estás soñando? me decías queriéndome tocar con un dedo la decadente dignidad que me quedaba. No puedo estar soñando y tocarte asi. Entonces tu piel atravesaba mi piel y ya no habían mas túneles. No sé nadar... Lloras mucho. No sé respirar. No sé si estoy viviendo o soñándolo todo.
¿Estás vos al lado mío mientras duermo y las manos se me deshacen?

3 comentarios:

  1. He encontrado tu blog por casualidad y te sigo, es precioso lo que escribes así que me quedaré por aquí leyéndote.
    Espero que puedas y quieras pasarte
    un besito

    www.humanfilters.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Que bonita forma de hablar de este tipo de cosas, seguiré pasándome y, espero que te puedas pasar 😊
    http://www.sinestesianestesia.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Genial, espactacular entrada. Gracias.

    ResponderEliminar